Protección estructural

En caso de incendio, es de primordial importancia el tiempo necesario de estabilidad estructural que permita, tanto la evacuación de sus ocupantes como retrasar el colapso del edificio. El sistema de protección mediante paneles de yeso laminado, fibrosilicato, etc. permite adaptarse a un amplio rango de perfiles de acero, ofreciendo categorías de resistencia al fuego que variarán en función del cálculo del factor de forma de dichos perfiles. El espesor de protección dependerá de dicho cálculo y del ensayo efectuado por el fabricante bajo la norma UNE correspondiente.

PEFIPRESA apuesta por este tipo de sistemas en base a sus garantías de puesta en obra; uniformidad en el espesor de protección, alta calidad en el acabado final, gran resistencia frente a impactos mecánicos y durabilidad.

Las soluciones con mortero admiten su uso tanto para la protección de estructuras de acero, hormigón armado y estructuras mixtas. Dentro de la gama de productos que PEFIPRESA ofrece al mercado en esta área podemos destacar: mortero de áridos ligeros, mortero de lanas minerales de baja densidad, etc. La selección del más adecuado, se efectuará de manera personalizada en función de la naturaleza del proyecto.

Estos sistemas se aplican generalmente por proyección directamente sobre el soporte mediante máquinas neumáticas, aunque también acepta aplicación manual para estructuras o zonas de pequeña dimensión y/o reparaciones.

Se adapta a cualquier base sin fisuras ni agrietamientos, siempre y cuando la superficie soporte se encuentre en condiciones óptimas para su posterior aplicación. En algunos casos, PEFIPRESA recomienda la interposición de malla de nervometal cuando los espesores de protección son elevados o bien la superficie soporte presenta problemas de adherencia.

No presenta peligro para la salud, ya que no contiene sustancias catalogadas como tóxicas o peligrosas y del mismo modo, una vez expuesto al fuego, su combustión no emite gases tóxicos.

PEFIPRESA destaca el uso de estos sistemas en rehabilitaciones, obras de consolidación o conservación que no admiten sobrecargar la estructura existente. Las características de la puesta en obra de este producto hacen que sea un sistema ventajoso en cuanto a los mínimos tiempos en su aplicación.

Se trata de una buena alternativa para obtener una estabilidad ante el fuego en estructuras metálicas, reduciendo considerablemente el espesor empleado en comparación con otros sistemas de protección.

Por medio de una reacción química, aumenta su grosor creando una capa aislante que protege la estructura de la acción del fuego. Según el espesor o micraje que dependerá del cálculo del factor de forma del perfil a proteger, se podrán obtener diferentes niveles de resistencia al fuego (de 15 hasta 120 minutos).

Generalmente son para uso interno. Se pueden aplicar tanto de manera manual como proyectado, siempre sobre una superficie limpia, seca y libre de óxido. Además, admite diferentes capas de acabado, según las necesidades estéticas y técnicas, siguiendo las recomendaciones del fabricante. En casos de aplicación exterior, deberán utilizarse pinturas selladoras compatibles con la naturaleza de la pintura intumescente.

PEFIPRESA, dispone de soluciones con pinturas para proteger estructuras metálicas, de hormigón y estructuras de madera.