Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios

El agua es el agente extintor más conocido, más barato y más abundante en la naturaleza por lo que es el más comúnmente empleado ya que es el pilar fundamental de los sistemas de extinción a base de agua en protección contra incendios en edificios e industrias. Se emplea en aplicaciones manuales o automáticas, sola o con aditivos como anticongelantes, espumógenos, etc. Es el agente extintor que, al encontrarse libre en la naturaleza, no necesita ningún proceso de transformación y su condicionante único básicamente es la disponibilidad para aplicarlo con la presión y caudal necesarios en cada riesgo específico.

Para asegurar que en todo momento esté disponible esta presión y caudal necesario se necesita un sistema de abastecimiento de agua.

Este abastecimiento es primordial para el funcionamiento de los sistemas de extinción de incendios. Un riesgo puede estar protegido con todos los sistemas existentes de seguridad que, si no funciona el sistema de abastecimiento de agua, no nos van a servir de nada. El sistema de abastecimiento de agua es a la instalación, lo que el corazón al cuerpo humano. Si este falla (un incorrecto diseño,  una inadecuada instalación y un mal mantenimiento, etc,.) nuestro sistema resultaría inútil.

Desde PEFIPRESA gracias a nuestro amplio conocimiento basado en una experiencia de más de 50 años ofrecemos las mejores soluciones técnico-económicas, teniendo en cuenta las características y singularidades de cada riesgo desde la más alta calidad en términos de máxima exigencia y mirando siempre por el medioambiente.

El sistema de abastecimiento de agua contra incendios estará formando básicamente por un conjunto de fuentes de agua, sistemas de impulsión, y una red general de incendios destinada a asegurar para uno o varios sistemas específicos de protección, el caudal y presión de agua necesarios durante el tiempo de autonomía requerido. Su diseño debe estar sujeto en todo momento a la normativa aplicable para la protección contra incendios correspondiente.

En cualquier sistema de extinción se deben tener en cuenta diferentes factores para asegurar una correcta aplicación del agua en la lucha contra incendios.

Los sistemas de abastecimiento de agua deben ser exclusivos para los sistemas, deben entrar en funcionamiento de forma automática y se debe garantizar su activación en cualquier circunstancia teniendo en cuenta que son sistemas  que se encuentran continuamente en estado de reposo y sólo entrarán en funcionamiento en la puesta en marcha de la instalación, en las pruebas de mantenimiento, inspecciones y en caso de incendio. En este sentido es importante tener la seguridad de que no puedan ser afectadas por  cualquier circunstancia externa tales como heladas, sequias o inundaciones o bien en caso de motores eléctricos no puedan verse afectados por una falta de energía eléctrica. Por otra parte, se debe evitar que materias sólidas puedan obstruir las conducciones. Es importante destacar, por obvio que parezca, disponer de agua en cantidad suficiente en función del tiempo de autonomía requerido por los sistemas y  tener la garantía de su transporte mediante redes de tuberías enterradas o aéreas teniendo en cuenta las pérdidas de carga hasta las instalaciones y equipos específicos de cada riesgo (hidrantes, BIES, rociadores, agua pulverizada, espuma ...) teniendo en cuenta la demanda hidráulica de cada uno, en las condiciones de simultaneidad que establezca la reglamentación aplicable en cada caso. 

Los equipos de bombeo son el eslabón más importante entre la reserva de agua y las instalaciones y equipos específicos que protegen cada riesgo, por lo tanto, y sin lugar a dudas, son lo primero de toda instalación de extinción  contra incendios a base de agua. Por lo tanto, en fundamental tener en cuenta lo siguiente:

  • Elección correcta de las bombas (caudal y presión).

  • Elección correcta de las potencias de los motores (motor eléctrico y motor diésel).

  • Cuadros de motor de bombas con motor eléctrico así como con motor diésel.
  • Arranque automático de bombas en cualquier circunstancia y situación.

  • Parada manual de bombas salvo bomba jockey que podrá ser en automático.

  • Instalación adecuada de los equipos (conveniente aspiración “en carga” NPSH, diámetro de aspiración e impulsión).

  • Acumulador hidroneumático
  • Aparatos de medida de caudal y presión (manovacuómetros, manómetros, presostatos, medidor de caudal ...).
  • Válvulas de seguridad de caudal mínimo.
  • Valvulería de la sala de bombas de manera correcta teniendo en cuenta entre otros; tipología, ubicación,  calidad, certificaciones, posibilidad de control abierta-cerrada, transmisiones de estado, etc,.

En cualquier sistema de protección contra incendios, la fiabilidad de los mismos es un indispensable y para ello, PEFIPRESA dispone de los medios tanto humanos como técnicos basado en la experiencia de miles de instalaciones realizadas con el fin de garantizar un óptimo diseño, instalación y mantenimiento para un perfecto funcionamiento en caso de incendio.