Sistemas de bocas de incendio equipadas (BIE)

A veces la simplicidad de un sistema, no está reñida con su eficacia. Lejos de lo que pueda parecer, si desde hace siglos en su esencia un sistema no ha cambiado, normalmente será por su poco margen de mejora. Un buen ejemplo que describe lo comentado, es el caso de las Bocas de Incendio Equipadas (BIEs) dado que la primera BIE práctica, fue inventada en Holanda en el año 1673, hace más de 345 años.

En la actualidad aún podemos ver reliquias de este tipo. En el Museo del Fuego de Nueva York, podemos ver una BIE del siglo XVII , que consistía en 15,24 metros de cuero (o tela para velas) y cosida en una sola costura. En la misma, se unieron roscas de latón en los extremos para poder conectar secciones. En cuanto al principio de funcionamiento podemos observar que se trata de; eje + manguera + lanza, ídem en la actualidad, nada más y nada menos, que cuatro siglos después.

Los sistemas de BIEs actuales, son esenciales en la protección activa contra incendios, dado que junto con los extintores, los hidrantes y las columnas secas forman parte de los equipos de uso manual de primera intervención, primordiales para atacar un incendio por medios no especializados en su primera fase de estado, evitando por tanto, que se conviertan en un fuego desarrollado que pueda provocar grandes pérdidas.

Desde PEFIPRESA, con más de 50 años de historia, somos conscientes de la exigencia que conlleva un correcto diseño, instalación, así como mantenimiento e inspeccion para que dichos sistemas, consigan el objetivo para los que fueron creados, hace más de 345 años.

 

Los sistemas de bocas de incendio equipadas (BIE), son sistemas manuales de extinción englobados dentro de los sistemas de protección activa contra incendios. Por otra parte, cada boca de incendio equipada, está formada por un conjunto de elementos necesarios para transportar y proyectar agua desde un punto fijo de una red de abastecimiento de agua hasta el lugar del fuego.  

Las BIEs pueden estar equipadas con manguera plana o con manguera semirrígida, en este último caso además podrá disponer de tomas adicionales de 45 mm para ser usada por los servicios profesionales de extinción estando sujeta a un cálculo hidráulico para dicha sección. Cada BIE consiste normalmente en un armario que contiene en su interior la válvula de corte de agua, la manguera, la lanza, la devanadera de soporte y los racores o elementos de unión entre los diversos componentes. Las bocas de incendio equipadas, son muy eficaces, ya que proporcionan un suministro de agua inmediato y continuo. 

Es primordial que dichos sistemas cumplan en su diseño así como en su instalación, con una serie de requisitos p.j. el centro de la BIE deberá estar a una distancia dada máxima del suelo, así como, de las salidas de cada sector del incendio. Además, se deberá conservar una distancia máxima de recorrido real entre cada BIE y la más próxima, así como de cada punto del local protegido. Por otra parte, se deberá conservar un espacio libre garantizado en todo momento, para su correcta apertura, funcionamiento y uso con una presión y caudal dadas.

Desde PEFIPRESA, en base a nuestra profesionalidad y saber hacer, somos rigurosos en base a la importancia que conlleva un buen diseño así como instalación, respetando en todo caso, los criterios hidráulicos marcados, teniendo en cuenta simultaneidades con otro sistemas, así como, la reserva de agua mínima que se deberá garantizar para una correcta autonomía de estos equipos, asegurando una eficacia óptima de estos sistemas, en niveles máximos de seguridad.