tipos de detectores de incendios
12/07/2022

Tipos de detectores de incendios, cómo funcionan

En este post veremos los diferentes tipos de detectores de incendios que existen hoy en día en el mercado profesional del sector de Protección Contra Incendios. Se hará un análisis de cada tipo de detector contra incendios para entender cuáles son los más óptimos según el tipo de incendio esperado en cada ubicación.

Diferenciaremos los siguientes tipos o clases de detectores de incendios:

  1. Detectores de humo: ópticos, fotoeléctricos e iónicos.
  2. Detectores de temperatura: térmicos y termovelocimétricos.
  3. Detectores de llama: infrarrojos, ultravioleta y combinados IR+UV.
  4. Detectores lineales de infrarrojos.
  5. Detectores de gases.
  6. Cable detector o sensor de temperatura para incendios.

Qué es un detector de incendios, definición

Un detector de incendios es un dispositivo que detecta la presencia de un incendio. Esto puede hacerse de varias maneras, entre ellas las siguientes:

  • Los detectores de humo utilizan un sensor óptico o electroquímico para detectar el humo.
  • Los detectores de gases combustibles utilizan una célula electroquímica o un sensor catalítico para detectar los gases combustibles en el aire.
  • Los detectores de humo por ionización son capaces de detectar partículas grandes y pequeñas en el aire, así como grandes cantidades de humo. En desuso por utilizar componentes radiactivos.
tipos de detectores contra incendios

Qué es un sistema de detección de incendios

Un sistema de detección de incendios es un sistema electrónico compuesto por distintos tipos de dispositivos y cuyo objetivo es detectar de modo preventivo un incendio en su fase más incipiente, y emitir señales de alarma al personal usuario de la instalación para tratar de evitar que se propague.

Estos sistemas están formados normalmente por una unidad central de procesamiento, conocida como Central de Incendios, elementos auxiliares como pueden ser módulos o fuentes de alimentación, y elementos de campo como pulsadores de alarma, sirenas y detectores.

Las funciones incluidas dentro de un Sistema de Detección y Alarma de Incendio se encuentran dentro de EN 54-1 Sistemas de detección y alarma de incendio. Introducción.

Un sistema de detección de incendios puede constituir en sí mismo un sistema independiente (instalaciones pequeñas) o formar parte de un sistema mayor (instalaciones medianas o grandes). Un ejemplo de sistema pequeño puede ser el sistema de una vivienda, donde los detectores de humo pueden estar conectados entre sí y con la alarma de seguridad de su hogar, de modo que cuando un detector activa su señal de alarma, ésta le llega al usuario a través de la central.

Los sistemas más grandes y más complejos pueden ser por ejemplo instalaciones multinave o multiedificio, con varias centrales de incendios interconectadas entre sí a través de red redundante, donde se ha de proyectar en cada central una combinación de tecnologías de detección y comunicación según la previsión de incendio de cada ubicación.

Las instalaciones pueden ser también de tipo convencional o analógico, siendo el primero de ellos un sistema en el que se unen varios detectores que emiten alarma de forma agrupada, desconociendo normalmente la presencia exacta del comienzo del incendio. Es el sistema más sencillo. Por otra parte el sistema analógico, mucho más desarrollado tecnológicamente, identifica de forma inequívoca el disparo de la alarma, por lo que se sabe exactamente qué equipo del sistema de detección ha comunicado o detectado el aviso de incendio.

clases de detectores de incendios

1. Detectores de humo: ópticos, fotoeléctricos e iónicos

Detectores de humo ópticos

Un detector de humo óptico es un dispositivo que detecta el humo generado en un incendio y que se introduce en el detector, de manera que mediante el uso de diodos emisores de luz (LED) para iluminar el área circundante de la cámara de análisis del detector. Los LED se conectan a un fotodetector, normalmente una matriz de fotodiodos o un único fotodiodo. El fotodiodo convierte la luz reflejada en electricidad, y la tensión generada se utiliza para determinar si hay humo en la ubicación protegida.

Son los detectores más utilizados debido a su polivalencia, y están especialmente indicados en ubicaciones donde se pueda esperar un incendio que genere rápidamente humo, como puedan ser almacenes de tejidos, maderas, y en general casi cualquier producto que no tenga componentes líquidos, gaseosos o químicos.

Una variedad muy usada es el detector de doble tecnología óptico-térmico, para ubicaciones que generan humo en su uso normal, como un parking, de modo que el detector activará alarma una vez que ambas tecnologías hayan superado sus umbrales.

Detectores de humo fotoeléctricos

Estos detectores utilizan la luz para detectar el humo, pero responden más rápidamente que los detectores ópticos porque la tecnología de detección es más sencilla: no es necesario que un LED o un rayo láser escanee la cámara, como ocurriría con un modelo óptico. La rapidez con la que reaccionan estos dispositivos los hace ideales para las zonas en las que se necesita protección contra los incendios que se prevea que vayan a crecer rápidamente como por ejemplo en las cocinas.

como funciona un detector de incendios

Detectores de humo iónicos (o de ionización)

Estos dispositivos son similares a los fotoeléctricos en el sentido de que responden rápidamente sin depender de un complicado mecanismo de barrido; sin embargo, sus sensores funcionan midiendo los niveles de iones en el aire que los rodea, no la luz visible como hacen sus tecnologías homólogas.

Esto significa que los detectores iónicos tienden a ser más eficaces en incendios donde no se prevea una gran cantidad de humo, siendo especialmente usados en entornos químicos, aunque hay que indicar que es un tipo de detector que actualmente se encuentran retirados del mercado debido a restricciones de medioambiente, ya que es un elemento que usa una pequeña cantidad de material radioactivo para poder funcionar, por lo que se tiende a su sustitución y gestión especial del residuo.

Sistemas de detectores por aspiración

No se trata de un tipo de detector que use una tecnología distinta a los ópticos o iónicos, sino que son sistemas que se componen de un detector con distintas tecnologías de detección al que se conduce el humo a través de un sistema de tuberías y bombeo de aspiración hasta la zona de análisis.

Estos equipos consiguen abarcar grandes áreas y volúmenes, siendo su principio de funcionamiento el de aspirar el aire de la zona protegida a través de agujeros calibrados en un sistema de tuberías, para que llegue a la cámara del detector en sí, y así en caso de detectar humo, dependiendo de la tecnología de que disponga, activará o generará la correspondiente alarma al sistema de detección y alarma de incendios.

2. Detectores de temperatura: térmicos y termovelocimétricos

Detectores térmicos

Se utilizan para detectar altas temperaturas, activando señal de alarma una vez pasado el umbral predefinido de temperatura en su cámara.

Estos sensores pueden ser termómetros de resistencia de platino (PRT) o termopares, que detectan el cambio de temperatura en un cable.

Están especialmente indicados en ubicaciones donde se produzcan en actividad normal temperaturas altas o se produzcan aumentos de temperatura repentinos, como puedan ser unos hornos o unas cocinas.

Detectores termovelocimétricos

Las clases de detectores de incendios termovelocimétricos (TV) son un tipo de detector de humo que utiliza un termistor para detectar el aumento de temperatura de un incendio. Un termistor es un semiconductor cuya resistencia eléctrica varía con la temperatura. El termistor se coloca en una corriente de aire y se conecta a un circuito electrónico, que mide los cambios de tensión cuando la temperatura del aire aumenta. Cuando el humo entra en la corriente de aire, absorbe el calor y reduce su temperatura. Esto provoca el cambio de voltaje medido por el circuito del detector termovelocimétrico, que activa una señal de alarma.

El uso más habitual de este tipo de detector es en parkings donde no se quiera usar el óptico-térmico o en cocinas donde no se use el térmico normal y en donde no se prevea que pueda haber cambios repentinos de temperatura como pueda ser un horno

detectores de temperatura contra incendios

3. Detectores de llama: infrarrojos, ultravioleta y combinados IR+UV

Estos modelos de detectores de llama utilizan sensores de luz infrarroja o ultravioleta para detectar el espectro característico de  una llama. A menudo se combinan con detectores de humo para crear un sistema de detección de incendios más eficaz.

Detectores de llama por infarrojos IR

Un detector de llamas por infrarrojos (IR) es un dispositivo que detecta la radiación infrarroja (calor) emitida por las llamas. Los detectores de llama por infrarrojos contienen un elemento detector emisivo que convierte la radiación infrarroja en señales eléctricas de salida.

Detectores de llama por luz ultravioleta UV

Los detectores de llama ultravioleta utilizan una combinación de sensores de luz, filtros y fotodetectores para detectar la luz ultravioleta emitida por las llamas. Un haz de luz se dirige a través de la zona vigilada por el detector y si un objeto bloquea la luz de alguna manera, provocará una interrupción del haz y activará una alarma. El detector también puede utilizarse para detectar el humo utilizando un filtro de infrarrojos que elimina toda la luz visible del haz.

Los detectores de llama ultravioleta son los más adecuados para su uso en zonas con riesgo de incendio o explosión, como refinerías de petróleo, plantas químicas y almacenes. También pueden instalarse en cocinas.

Detectores de llama combinados infrarrojo más ultravioleta IR+UV

Los detectores de llama infrarrojos y ultravioletas combinados son un tipo de detector de incendio que utiliza la tecnología de la luz ultravioleta e infrarroja para detectar la presencia de llamas.

Estos detectores se utilizan habitualmente en zonas donde hay chispas o llamas, como cocinas, baños, garajes, lavaderos y talleres.

4. Detectores lineales de infrarrojos

Los detectores lineales de infrarrojos o comúnmente denominados “barreras de humos o lineales” son un tipo de detector que utiliza haces de luz infrarroja para detectar objetos. El detector se compone de dos partes: un emisor y un receptor. El emisor es un dispositivo que emite rayos infrarrojos, mientras que el receptor detecta los rayos reflejados.

Cuando un objeto obstruye el camino entre el emisor y el receptor, se produce una interrupción del haz de luz. Esta interrupción es detectada por el controlador y utilizada por éste para activar una alarma u otra acción.

Las barreras lineales de infrarrojos pueden instalarse en puntos de entrada como puertas o portones, aunque su mayor uso es para la protección de áreas grandes como naves, donde una instalación típica de detectores ópticos o térmicos pude suponer un enorme coste de instalación.

Otros elementos que se instalan en grandes áreas son los sistemas de detección por aspiración, que ya hemos analizado anteriormente.

tipos de detectores automaticos de incendios

5. Detectores de gases

Los detectores de gas se utilizan para detectar la presencia de gases combustibles. Los detectores de gas se utilizan en aplicaciones industriales, pero también son cada vez más comunes en aplicaciones residenciales.

Los detectores de gas están diseñados para detectar la presencia de gases explosivos y tóxicos. Un buen ejemplo es el monóxido de carbono (CO). El monóxido de carbono es un gas incoloro e inodoro que puede causar la muerte si está presente en concentraciones suficientemente altas.

Especialmente indicados en zonas habituales de humo y CO como un parking, o aconsejable en vivienda en caso de poseer sistemas de calefacción por combustión.

6. Cable detector o sensor de temperatura para incendios

El cable de un detector o sensor de temperatura para incendios se compone de dos partes: el conductor primario y el secundario. El conductor primario suele ser de cobre, mientras que el secundario es de aluminio.

Los dos conductores están separados por un aislante que impide que se toquen y creen un cortocircuito. Además, también evita que el fuego o el humo lleguen al panel de control, donde podrían dañarlo o hacer que se apague prematuramente durante una emergencia de incendio.

Hay dos tipos de métodos de conexión utilizados para este tipo de detectores: las conexiones unipolares y las multipolares.

Este tipo de detector suele instalarse en techo o en pared.

Los sensores de temperatura en general son dispositivos que miden la temperatura por contacto de una superficie, un líquido o un gas. Tienen muchas aplicaciones, como el control de la temperatura del refrigerante de un motor para que éste no se sobrecaliente. Los sensores de temperatura también se utilizan en los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado para garantizar que la temperatura se mantenga en un nivel agradable para los ocupantes.

Muchos coches utilizan un termistor para controlar la temperatura de sus sistemas de calefacción. El sensor está conectado a una placa de circuito en el interior del coche y cuando detecta que la temperatura ha disminuido por debajo de su punto de ajuste, enciende la calefacción.

detector de incendios definicion

Cómo elegir el tipo de detector de incendio más adecuado

Antes de realizar cualquier proyecto de incendios, debemos saber perfectamente determinadas características del local o recinto a proteger:

  • Normativa de aplicación.
  • Tamaño de la instalación
  • ¿Cuál es la finalidad del detector? ¿Es para detectar humo, calor, gas?
  • ¿Cómo es su entorno y qué tipo de fuego es previsible en esa ubicación?
  • ¿Qué nivel de riesgo tenemos en nuestro edificio/casa/negocio/etc.?
  • ¿Qué consecuencias técnicas, económicas o de producción puede tener el incendio en el área, zona o equipo protegido?
  • ¿Cuál es su presupuesto?

Según sean las respuestas, se deberá prever el sistema como una solución global considerando el tipo de detectores adecuado al riesgo de cada ubicación en particular, siguiendo las instrucciones que hemos indicado en cada uno de los tipos de detectores contra incendios que existen habitualmente en el mercado.

Como un sistema de detección de incendios se compone de diferentes tipos de detectores, cada uno de ellos diseñado para detectar uno o más tipos de fuego, la elección correcta  del tipo de detector más adecuado dependerá de la zona que se desee proteger y del tipo de peligro presente en ese espacio.

Si necesita ayuda para elegir el sistema de detección de incendios o tipo de detector más adecuado para su proyecto, póngase en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle a analizar sus requerimientos y a encontrar una solución adecuada que satisfaga sus necesidades.